Aaron Dessner (The National) y Bon Iver participan en el nuevo álbum de Taylor Swift

Aaron Dessner participó con productor y co-escritor de algunos temas...

El pasado jueves, tras confirmarse el inesperado lanzamiento de ‘Folklore‘, el nuevo álbum de Taylor Swift, también se dio a conocer una noticia de mayor relevancia para la escena alternativa: Aaron Dessner (The National) y Justin Vernon (Bon Iver), estuvieron involucrados en la realización de este material; el primero como productor, arreglista y co-escritor de algunos temas, mientras que Vernon intervino en las vocales del tema «exile».

Para los más allegados a la música de Taylor Swift y actos similares que imperan en el Top 40, el reclutamiento de Aaron Dessner como productor de su nuevo trabajo era inexplicable; sin embargo, todo indica a que la intérprete de «Shake It Up» buscaba dar un giro radical a su obra (como lo hizo pasando del country a un pop más «cheesy»), haciendo un álbum más orientado al indie folk y a la música alternativa.

En un mensaje publicado en redes, Dessner afirmó que Swift lo contactó por primera vez en abril para vislumbrar la posibilidad de crear música juntos, y aunque en un principio no se generó demasiadas expectativas dado que la dinámica sería vía remota, ésta jamás se detuvo, y lograron completar 11 canciones a distancia. Por su parte, Taylor Swift también había grabado otras canciones con Jack Antonoff (productor de St. Vincent).

Asimismo, también confirmó que su hermano, Bryce Dressner (también integrante de The National), estuvo involucrado en la grabación de ‘Folklore‘ al contribuir con los arreglos orquestales de varios temas en el álbum.

Mientras tanto, en una una entrevista con el DJ británico, Zane Lowe, Dessner comentó acerca de cómo fue trabajar con Taylor Swift, quien, de entrada, le pidió que no se fijara demasiado en su anterior obra y que fuera él mismo, pues era obvio que el guitarrista de The National no estaba en la misma sintonía que Max Martin, conocido productor sueco de actos pop como Katy Perry, Maroon 5, Britney Spears y la propia Taylor Swift.

En cuanto a Bon Iver (o Justin Vernon, más bien), éste participó en el track 4, «exile». Según afirma Dessner, la idea del dueto fue concebida por la cantante norteamericana, quien le hizo una interpretación de ambas voces, masculina y femenina, además de mostrarle unas ideas en el piano. Posteriormente, discutieron acerca de quién haría las voces masculinas, y ahí fue cuando se planteó la posibilidad de Bon Iver.

Sorpresivamente, Taylor Swift resultó ser admiradora de Justin Vernon, por lo que este detalle, más la entrañable amistad y la fuerte relación musical que los une (Big Red Machine es el proyecto alterno de ambos) fue determinante para que Dessner le pidiera a Vernon que participara en este dueto.

Bon Iver aceptó la invitación, pese a que Dessner estaba casi convencido de que la rechazaría. Al parecer, Justin Vernon quedó enganchado con la canción, y terminó por hacer unos ajustes, Taylor se adaptó a dichos cambios, y la forma de trabajo se tornó en una dinámica de ida y vuelta entre la dupla Swift-Dessner y Justin Vernon.

Aaron Dessner tuvo que mantener en secreto su colaboración con Taylor Swift todos estos meses, al grado de mentirle a su hija de 8 años, quien le preguntó si conocía a la cantante, a lo que éste contestó con un escueto «No».

Finalmente, el viernes a la medianoche llegó el resultado de esta colaboración que lucía, francamente imposible, en la que dos sectores muy distintos en el mundo de la música parecen haber colisionado.

Así pues, si los invade la curiosidad por conocer el resultado, escuchen ‘Folklore‘, el octavo álbum de Taylor Swift, producido por Aaron Dessner y Jack Antonoff.

The Flu

Educado y lindo.
No Comment

Leave a Reply

Disco de la semana

¿No lo viste?